¿QUÉ ES LA AUTOEVALUACIÓN?

Es un proceso participativo y permanente, orientado al mejoramiento continuo de los procesos académicos y funciones misionales; enfocada a la integralidad de la institución, trabajando por la calidad y la excelencia académica.


La consolidación de una cultura de la evaluación de la calidad es un presupuesto básico de todas las instituciones de educación superior que estén comprometidas con el mejoramiento continuo y la búsqueda de la excelencia. En este sentido, la autoevaluación debe ser una práctica permanente, que posibilite una mirada crítica a la forma como las instituciones y los programas asumen el desarrollo de todos los procesos académicos, de forma que aseguren la calidad de los servicios que ofrecen.


Si el proceso de autoevaluación se realiza con fines de acreditación se deben seguir los lineamientos definidos para tal fin por el Consejo Nacional de Acreditación-CNA y si se realiza con fines de Registro Calificado se debe guiar por el Sistema de Aseguramiento de la Calidad-Saces del Ministerio de Educación Nacional.

 

ACTORES INVOLUCRADOS


• Estudiantes
• Docentes
• Administrativos
• Sector Productivo
• Egresados

 

OBJETIVO GENERAL DE LA AUTOEVALUACIÓN

 

Evaluar los procesos académicos, administrativos, recursos físicos y financieros de los programas y la institución, y el impacto de éstos en el medio, mediante un proceso de reflexión participativa de los actores, el análisis de condiciones, factores y características, a fin de generar procesos de calidad que permitan cualificar la gestión de los mismos y la proyección institucional.

 

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 

• Articular los resultados de la autoevaluación con los planes de acción, plan de desarrollo y planes de mejoramiento
• Establecer estrategias de mejora al interior de la institución a partir de los resultados de los procesos de autoevaluación.
• Monitorear continuamente los avances de los planes de mejoramiento derivados de los procesos de autoevaluación, con el fin de garantizar su ejecución y cumplimiento.
• Desarrollar un sistema de información institucional que permita generar información de calidad, confiable y precisa
• Elaborar planes de mejoramiento con el propósito de intervenir las debilidades y mantener las fortalezas.
• Propiciar el mejoramiento continuo para la consolidación de una cultura de la calidad.

 

 Fases del Proceso de Autoevaluación (Diseño metodológico)